Cantoras Neuquinas

La Patagonia contiene en sí, muchas tradiciones musicales que podemos encontrar escondidas en sus diferentes paisajes. Músicas propias de la zona o venidas de otros lugares, redefinidas, resignificadas, que han logrado una nueva adaptación produciendo diferentes formas o regionalismos. Este trabajo aborda la tradición musical de La Cantora, fenómeno conocido en la provincia de Neuquén como "Cantoras Neuquinas" cuya lección no es sino la perseverancia del canto, el toque femenino del folklore.
Se trata de mujeres campesinas que en esta región -guitarra en mano- interpretan cuecas, tonadas y canciones.
Esta modalidad musical es propia del norte de esta provincia pero la tradición trasciende la región. Su epicentro chileno y las distintas migraciones de la población por trabajo hacen que encontremos esta música en el sur de Mendoza y se haya desplazado hacia centros urbanos cobrando nuevas formas, nuevo sentido.
Los escenarios más frecuentes eran las trillas (trabajo de separar la espiga del grano con ayuda de caballos que pisan -en ronda- una gran cantidad de cereal), las velaciones de santos (donde cada familia sostiene la adoración de un santo al que se le ofrece una novena, luego una gran comida y fiesta a la cual acudía la cantora a animar la reunión durante la víspera y el día del santo), casamientos, bautismos, velorios de angelitos, entre otros. Lo más habitual es la celebración del día de santos, encontrándose -según la zona- diferentes adoraciones entre las que se encuentran San José, San Sebastián (quizá el de mayor adherencia), San Ramón, Las Carmenes, etc. Actualmente, los marcos tradicionales donde se expresaba el canto tienden a espaciarse, acotando la presencia de esta modalidad musical y, por ende, la disminucion en el número de cantoras. Anahi Mariluan.